Residentes de Okinawa se oponen a la construcción de base estadounidense

El gobernador de la isla de Okinawa, en Japón, ha ordenado la suspensión del proyecto de construcción de una nueva base militar de EEUU en medio de una disputa persistente sobre la presencia militar estadounidense en la isla, que fue escenario de la última batalla de la Segunda Guerra Mundial.

La orden del gobernador Takeshi Onaga fue anunciada el lunes. Él pidió que el gobierno japonés detenga todas las actividades de construcción de la base.

Durante la conferencia de prensa, Onaga dio al Ministerio de Defensa de Japón, que supervisa el proyecto, una semana para detener todo el trabajo en la estructura militar y amenazó con revocar la licencia del Ministerio para llevar a cabo los trabajos de exploración si no cumplía la orden.

No está claro, sin embargo, que el Ministerio de Defensa de Japón vaya a cumplir la orden de suspensión. El secretario jefe del Gabinete, Yoshihide Suga, declaró que Tokio estaba revisando la orden, pero que el proyecto debía continuar de todas formas.

“No veo la razón por la que debamos detener la operación”, dijo Suga. “Ésta es una nación que cumple con las leyes. Resulta muy lamentable que Onaga haya sometido el documento en esta fase”.

El primer ministro, Shinzo Abe, ha expresado su apoyo al proyecto dado que su gobierno respalda la alianza militar con EEUU contra China, que ha incrementado en los últimos años su poderío militar en la región.

Onaga prometió el pasado año bloquear la construcción de la base. Él fue elegido el pasado mes de noviembre derrotando al anterior gobernador que había aprobado el plan a cambio de “una elevada inyección de dinero a la economía local”, lo que muchos residentes en la isla consideraron una traición. Esto llevó a su derrota electoral.

La nueva base busca reemplazar a otra del cuerpo de Marines de EEUU en Futenma, que está situada en un área urbana. El sitio de la nueva base llamado Henoko está localizado en un extremo aislado del noroeste de la isla. El coste de la construcción está cifrado en 8.600 millones de dólares.

Entretanto, muchos residentes de Okinawa desean que la base de Futenma sea trasladada totalmente fuera de la isla. Los oponentes sostienen que el proyecto de la base pondría en peligro el arrecife de coral y la fauna marina.

http://www.almanar.com.lb/spanish/adetails.php?eid=88922&frid=26&seccatid=51&cid=26&fromval=1

Source: Agencias

25-03-2015
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: