Archivos del mes: 31 enero 2018

Cómo a Washington le salió la Operación Rama de Olivo de Turquía por la culata

 

La Operación Rama de Olivo, que comenzó el 20 de enero, hasta ahora ha tenido bastante éxito desde el punto de vista militar, político y diplomático, apunta en su artículo para Sputnik el politólogo ruso Guevorg Mirzayán.

“El Ejército turco y su ‘carne de cañón’, representada por las unidades sirias proturcas, avanzan con éxito en la región desde varios frentes simultáneamente, ya que este territorio sirio está ‘rodeado’ por áreas controladas por Turquía”, destaca el experto.

Militares estadounidenses en Manbij, foto de archivo
© AFP 2018/ DELIL SOULEIMAN

“Sin embargo, avanzan lentamente, puesto que la zona es montañosa y la ofensiva no es fácil. Erdogan no quiere sufrir excesivas bajas, pero esto solo afecta al Ejército turco. Por lo cual el presidente no va a imponer ningún límite temporal a la operación. Él entiende perfectamente que Turquía ganará esta ‘guerra de desgaste’, dado que Afrín tiene recursos militares limitados”, agrega.

El experto pone de relieve que los kurdos de otros territorios de Siria e Irak “‘se apuran’ a ayudar a sus hermanos de Afrín delante de las cámaras”, pero en realidad tendrían que cruzar territorios controlados por las tropas leales a Asad para hacerlo, enfatiza. 

Desde el punto de vista de la política interior, Erdogan no tiene ningún problema, ya que la sociedad turca en general apoya la Operación Rama de Olivo. Según Mirzayán, incluso varios oponentes importantes del mandatario otomano consideran que la cuestión kurda es tan peligrosa que apoyan la intervención militar en el país vecino. 

De todos modos, también hay formaciones turcas que se han opuesto a esta decisión. Concretamente, el Partido Democrático de los Pueblos —grupo parlamentario prokurdo—, que calificó la acción de las tropas otomanas como una “invasión”. Erdogan, a su vez, no tardó en responder que no permitiría que dicha “quinta columna aseste un golpe desde dentro”.

“Asimismo, Erdogan también tiene las manos libres en cuanto a la solución diplomática. Los kurdos protestan en todas las instancias de la Unión Europea, mientras que el resto del mundo no parece contrarrestar la Operación Rama de Olivo. Como resultado, Estados Unidos ha perdido en todos los flancos”, indica.

“En un primer momento, Washington lanzó un desafío contra los turcos. En particular, en Turquía nadie oculta que una de las razones que provocó el inicio de la ofensiva fue el deseo de Estados Unidos de armar a los kurdos y convertirlos en una plataforma estadounidense en la región que tendría como objetivo desestabilizar a los territorios vecinos”, añade Mirzayán en su nota.

Militares turcos y combatientes del Ejército Libre Sirio
© REUTERS/ KHALIL ASHAWI

El politólogo recuerda que el presidente de Rusia, Vladímir Putin, en numerosas ocasiones ha reiterado su apoyo a la integridad territorial de Siria. 

Cuando los kurdos acordaron con Washington la creación de sus llamadas ‘fuerzas de seguridad’ violaron el principio de integridad territorial. Quedó claro que la plataforma que se estaba creando en su territorio sería independiente de Damasco y no se reintegraría a una nueva Siria unida después de la guerra, explica el analista.

Luego, se dio a conocer que Ankara tenía planes para solucionar el problema kurdo a través de una operación militar. En aquella ocasión Moscú propuso a los kurdos entregar los territorios que controlaban a Damasco, lo que habría sido beneficioso para Turquía y habría garantizado la seguridad de los kurdos, agrega.

No obstante, se negaron a ello, probablemente al sobreestimar el posible apoyo de Estados Unidos, opina el columnista. Como resultado, “Moscú ‘se lavó las manos’ y de hecho permitió a Ankara solucionar la cuestión kurda por su cuenta y de acuerdo con Damasco”, afirma Mirzayán.

Artillería turca ataca posiciones kurdas en la región siria de Afrín, frontera entre Turquía y Siria
© AP PHOTO/ NURI PIR/IHA

La decisión de Estados Unidos de ‘lavarse las manos’ también tomó desprevenidos a todos. De esta manera, los norteamericanos se negaron a cumplir con sus obligaciones políticas y militares ante sus aliados, explica.

En la actualidad, los estadounidenses tratan de negociar con Erdogan e intentan convencerle de que limite la ofensiva turca en el Kurdistán sirio a la zona de Afrín, sin avanzar hacia Manbij. 

Al mismo tiempo, Washington no está listo para desarmar a los kurdos y de ahí que no quede mucho margen para las negociaciones entre Ankara y Washington, considera el experto.

“Mientras Ankara tenga posibilidades de solucionar la cuestión kurda en todo el territorio de Siria y esté segura de que Washington no tomará ninguna represalia seria contra ella, las negociaciones tendrán pocas posibilidades de llegar a buen término”, concluye el columnista.

https://mundo.sputniknews.com/orientemedio/201801301075846015-eeuu-ankara-ofensiva-kurdos/

Anuncios

Conozcamos de Yemen – El conflicto en Yemen se calienta | enero 2018

El conflicto de Yemen

El conflicto en Yemen se calienta | enero 2018.

.

——————————————

Informe: Laboratorios de EEUU propagan virus mortal en el mundo

  • Un militar estadounidense usa un kit de contención de derrames para detectar virus como el Ébola en el Pentágono, 14 de mayo de 2015.
Publicada: martes, 30 de enero de 2018

La fuente libanesa menciona una investigación realizada por la periodista búlgara Dilyana Gaytandzhieva, que cita a fuentes del Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono), da a conocer que el Ejército de EE.UU. está violando la Convención de las Naciones Unidas sobre Armas Biológicas produciendo regularmente virus, bacterias y toxinas mortales, y exponiendo sistemáticamente a cientos de miles de personas a patógenos peligrosos y otras enfermedades incurables.

Los científicos, que utilizan la cobertura diplomática, trabajan en laboratorios del Pentágono en 25 países de todo el mundo. El financiamiento proviene de la Agencia de Reducción de Amenazas de Defensa (DTRA, por sus siglas en inglés) y de un programa militar de unos 2,1 mil millones de dólares llamado Programa de Participación Biológica Cooperativa, que se encuentra en países de la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) como Georgia y Ucrania,así como en Oriente Medio, el Sudeste Asiático y África.

Los documentos muestran que EE.UU. ha robado estas mortales bacterias de fábricas de armas biológicas del exdictador Saddam Husein en Irak. En concreto, muestras de la bacteria turingisensis, que se utiliza a menudo como un plaguicida biológico, fueron recogidas por un comité de las Naciones Unidas liderado por EE.UU. en el 2003 en una fábrica de armas biológicas iraquí.

Otra parte del reporte de la periodista —que difundió anteriormente una serie de informes sobre el contrabando de armas— habla de los ensayos militares con insectos, un tipo de guerra biológica para transmitir enfermedades a través de los insectos. Asegura que el Pentágono ya ha realizado este tipo de experimentos en Georgia y Rusia.

Mapa de los laboratorios secretos del Pentágono en 25 países del mundo.

En 2014, el Centro Lugar, en Georgia, fue equipado con instalaciones para experimentar con insectos y lanzó un proyecto titulado “Expandiendo el conocimiento sobre el cifrado de las moscas pequeñas en Georgia y el Cáucaso”, aunque el plan cubría un área geográfica más grande que la mencionada.

Como resultado, las moscas voladoras se diseminaron en Tiflis, la capital de Georgia, y en 24 horas había insectos mordedores en los baños de toda la ciudad, algo inaudito en este país. Desde el lanzamiento del plan del Pentágono hace cuatro años, las moscas de Georgia también se han visto en la República de Daguestán, en Rusia, observa la investigación.

También señala que Estados Unidos ha estado estudiando el virus Corona, que tiene como objetivo mejorar la capacidad de los “patógenos” para expandirlos e intensificarlos. Los científicos creen que los murciélagos que portan el virus Corona son los que están causando el síndrome respiratorio en Oriente Medio.

https://www.hispantv.com/noticias/rusia/367124/vladimir-putin-sanciones-eeuu-crisis-relaciones

 

Gira de Tillerson augura peligros para la paz en América Latina y el Caribe 28 enero 2018

Apartes
1

En la primera semana de Febrero, el secretario del Departamento de Estado estadounidense Rex Tillerson realizará una gira por diversos países de América Latina y el Caribe. El objetivo central de la gira es incentivar y organizar una nueva escalada de ataques contra la República Bolivariana de Venezuela, bajo el ya remanido pretexto de la “ayuda humanitaria”. Los destinos a visitar, todos gobiernos implicados en el “grupo de Lima”, no dejan dudas.

– En la Universidad de Texas en Austin, donde disertará sobre las políticas previstas por la administración Trump en relación a la región, arribará a México el 1° de Febrero. 

-A partir del 3 de Febrero, Argentina.

 “la agenda bilateral de crecimiento económico y la cooperación en seguridad”. 

-Acto seguido,Lima,Entre los asuntos a tratar figura la preparación de la próxima Cumbre de las Américas en Abril, en la que participará Donald Trump. 

-El día 6 Tillerson visitará Colombia.Se abordarán “el apoyo de Estados Unidos” –  – así el comunicado – “a los esfuerzos de Colombia para enfrentar el crecimiento de los cultivos de coca, la producción de cocaína, aspectos económicos y el crecimiento de la población de refugiados”.


-Por último, Tillerson se encontrará con el primer ministro jamaiquino.Entre los temas a tratarse en Kingston figuran “la seguridad bilateral y regional, esfuerzos energéticos y las exitosas reformas de Jamaica en materia económica.” 

Nada bueno augura esta gira para la región
A la luz del anuncio de la realización de elecciones presidenciales en Venezuela en Abril próximo y de una oposición debilitada y desunida, el periplo de Tillerson se vislumbra como un nuevo capítulo de la opción intervencionista de la administración Trump. 

Un propósito similar tuvo el recorrido que emprendió el vicepresidente Mike Pence en Agosto pasado por Colombia, Argentina, Chile y Panamá, En aquella oportunidad el saldo fue infructuoso debido al cerrado rechazo que recogió ante la mención de la “opción armada” contra Venezuela, incluso por parte de estrechos aliados. 

Por lo demás, el viaje de Tillerson apunta a dar continuidad a la estrategia de fortalecer la acción concertada del bloque de gobiernos de derecha, hoy agrupada en el “grupo de Lima”, con el objeto de bloquear toda posibilidad de integración regional de carácter emancipador. 

Esta es la primera vez que el secretario de Estado recorre la región y obedece también a la necesidad de EEUU de mostrar presencia, frente a la propuesta que hizo China a la CELAC en la reciente ronda de reuniones en Santiago de Chile de incorporar a la región al gigantesco proyecto de infraestructura  conocido como La Franja y La Ruta o la Nueva Ruta de la Seda.

Asimismo la inminente concreción del Tratado Transpacífico entre once naciones de América Latina y Asia, a ser firmado en Chile en Marzo próximo sin la participación de EEUU, es un desafío comercial ante el cual el gobierno norteamericano no puede permanecer impasible. 

Más allá de códigos formales, “seguridad” implica venta de armas y tecnología de vigilancia y represión ante posibles estallidos sociales, al par que un aumento de la retórica belicista contra Venezuela, bajo la excusa de constituir un peligro para la democracia. Democracia de la que ha dado una muestra espléndida el reciente fraude en Honduras, uno de los principales enclaves asociados a EEUU en la región. 

Alarmante, más allá de los aspectos de retórica diplomática y propaganda, es la mención de “apoyo” a Colombia. En el marco de una campaña electoral presidencial que los sectores conservadores polarizarán con referencia a Venezuela para ocultar (y canalizar) el descontento social frente al retroceso económico del país, el “apoyo” estadounidense significa una cosa: apoyo a los sectores de derecha – presentables o impresentables – frente a la posibilidad cierta de una derrota política que descomprima la región fronteriza con Venezuela.   

En un momento de recrudecimiento de los asesinatos a líderes campesinos y miembros del ahora partido FARC, la remilitarización es un escenario bienvenido por los halcones en Washington y Bogotá, echando así por tierra los avances logrados con la finalización del conflicto armado. La amenaza para Venezuela y el incremento de la tensión en la región sería el efecto directo de ese desatino.

Del mismo modo debe interpretarse el aspecto de “seguridad energética”. Es conocida la estrategia de EEUU para que los estados insulares del Caribe, beneficiados por la política preferencial de PetroCaribe, retiren su apoyo diplomático a Venezuela a cambio de integrarse en una política de “energías limpias”. Esta política implica, entre otras cosas, ampliar la reconversión energética que ya se viene llevando a cabo en América Central con el objetivo de minimizar la influencia de la exportación petrolífera de Venezuela, recortando así su principal ingreso.

Es difícil creer con seriedad que el ex ejecutivo de Exxon, ahora canciller de un país renuente a aceptar compromisos ecológicos retirándose del Acuerdo de París, esté interesado en políticas de conservación medioambiental.

 

Otro escenario a tener en cuenta es la Cumbre de las Américas de la OEA proyectada para Abril en Perú. Teniendo en cuenta las muestras de parcialidad dadas por el secretario Luis Almagro, constituyéndose en un alfil conspirativo de EEUU contra Venezuela, es altamente probable que en esa reunión – por enésima vez y a pesar del retiro en curso de la nación bolivariana de esa organización – se quiera lograr una “condena” contra el país caribeño que incluya sanciones a nivel regional. Para esto, EEUU y sus socios deberán contar con mayorías que no pudieron lograr anteriormente, a pesar de haberlo intentado repetidamente en los momentos más críticos del 2017.    

A los problemas sociales que deberán afrontar los habitantes de varios países de América Latina y el Caribe gobernados por el dictamen neoliberal, se suma en el horizonte la posible tragedia de una escalada bélica. Frente a ello, el repudio generalizado a las acciones conspirativas de una potencia en declive y la defensa irrestricta de la paz son esenciales. 

 https://www.telesurtv.net/bloggers/Gira-de-Tillerson-augura-peligros-para-la-paz-en-America-Latina-y-el-Caribe-20180128-0004.html

CÓMO ENFRENTAR EL MUNDO ACTUAL

Ciencia Celeste es la sabiduría del Maestro Jesús, es su filosofía, nos la da ahora, para que comprendamos, los duros momentos que vive la humanidad y tomemos posiciones justas, acertadas.-


El cambio se inicia de forma individual, estudiando, analizando, practicando como los primeros cristianos; consiguiendo pureza, disciplina, que nos irán llevando al desarrollo de más virtudes y así podremos unirnos como pueblo, para construir en inteligencia, sabiduría, decisión, logrando abandonar el sistema capitalista.-


Estos vídeos son unas grabaciones de radio, para tratar de hacer el
conocimiento sencillo práctico.-

Este programa se transmite todos los sabados de 10 a 11 de la mañana por:

Capital Radio

http://www.radios.com.co/capital-bogota/

Rusia se niega a apoyar a siria en la lucha de su soberanía contra Turquía

Aparenta ser una estrategia.  Tanto Sira como Rusia, se hacen los de la vista gorda ante la invasión turca; con el fin de atacar indirectamente las milicias Kurdos y su unión con los yihadistas; en la espera, tal vez por tratados, de la retirada turca.-

Amanecerá y veremos.-

——————————–

——————————————-

 

Secretos, mentiras y confusión estadounidenses en el norte de Siria

por Thierry Meyssan

Los sucesivos anuncios de los militares estadounidenses y posteriores desmentidos de la administración Trump sobre lo que sucede en el norte de Siria en el plano militar revelan un importante secreto. Paradójicamente, Turquía viene en ayuda de Estados Unidos para reparar “el error” de la oficialidad superior estadounidense.

RED VOLTAIRE | DAMASCO (SIRIA) | 23 DE ENERO DE 2018

Brett McGurk

El secretario de Estado Rex Tillerson desmintió, el 17 de enero de 2018, las declaraciones formuladas el 23 de diciembre por el jefe del CentCom –general Joseph Votel– y las que había hecho el 13 de enero el coronel Thomas Veale, vocero de la coalición estadounidense de lucha contra el Emirato Islámico (Daesh).

El desmentido de Tillerson sembró la confusión pero no satisfizo a Turquía, que, luego de advertir el 10 de enero al encargado de negocios estadounidense en Ankara, Philip Kosnett, y preparar una operación militar contra Afrin y Manbij, en suelo sirio, efectivamente inició dicha operación el 20 de enero.

Al contrario de las declaraciones de unos y otros, la decisión de Estados Unidos no era crear un Estado soberano independiente en el norte de Siria –eso es lo que proyecta Francia– sino establecer allí un Estado no reconocido, como Puntlandia, en Somalia, o el Kurdistán iraquí. Este último, por ejemplo, actúa de manera absolutamente independiente y, a pesar de lo estipulado en la Constitución iraquí, no obedece las órdenes del gobierno central de Irak, país del que aún es parte en el plano legal.

La Syrian Border Security Force, o “Fuerza de Seguridad de la Frontera Siria”, cuya formación habían anunciado los militares estadounidenses, iba a componerse oficialmente de 30 000 hombres, provenientes en un 50% de las “Fuerzas Democráticas Sirias” (FDS). Esos hombres iban a recibir una formación de 3 semanas para aprender técnicas de interrogatorio y el uso de equipos de escaneo biométrico. Al menos 230 elementos ya recibieron esos cursos.

En la práctica, la otra mitad de los 30 000 miembros de la nueva fuerza iban a ser 15 000 ex yihadistas provenientes de las filas de Daesh, una manera discreta de “reciclarlos”.

El representante especial del presidente Trump ante la coalición anti-Daesh, Brett McGurk, nombrado bajo la administración Obama, es el jurista que participó –junto a John Negroponte y el coronel James Steele– en la creación del Emirato Islámico en Irak, en 2006. Junto al coronel James Coffman, Brett McGurk, tenía entonces la responsabilidad de rendir cuentas sobre esa operación secreta al presidente George Bush hijo. El objetivo era debilitar el movimiento iraquí de resistencia contra las tropas ocupantes sembrando la división entre chiitas y sunnitas para llevarlos a luchar entre sí, provocando así artificialmente una guerra civil entre iraquíes.

Luego de una estancia en Harvard, Brett McGurk reapareció nuevamente en el Departamento de Estado, trabajando junto al secretario John Kerry. Participó en el proceso que convirtió el “Emirato Islámico en Irak” en el actual Daesh y fue coorganizador de la reunión realizada el 27 de mayo de 2014, en Amman, donde se preparó la invasión yihadista contra Irak. También reorganizó Irak y posteriormente formó la coalición internacional a cargo de la lucha… contra Daesh.

Como buen alumno, McGurk aceptó seguir trabajando bajo la administración Trump para acabar con la organización que él mismo había creado y ahora trata de reciclar algunos de sus combatientes.

Hace sólo unos meses, el 18 de agosto de 2017, Brett MCGurk recibía amigablemente a varios líderes de Daesh. Oficialmente, Estados Unidos se preparaba para acabar con esa organización yihadista.

El proyecto de creación de una fuerza de seguridad de la frontera siria dice mucho sobre la sinceridad de los milicianos de las YPG kurdas, que profesan el amable anarquismo de Murray Boochkin pero no tienen ningún escrúpulo en integrarse a una fuerza junto a los asesinos de Daesh, bajo las órdenes de Estados Unidos.

Contrariamente a las apariencias, el ataque turco en Afrin, y la probable extensión de esa operación a Mambij, fue aprobada, los días 18 y 19 de enero, por el estado mayor ruso, puesto al tanto de antemano por el número 2 del régimen turco y jefe de sus servicios secretos (MIT) Hakan Fidan, quien viajó especialmente a Moscú con ese objetivo. La operación fue incluso facilitada por la inmediata retirada de las fuerzas rusas que se hallaban en la zona de operaciones.

Idénticamente, Turquía informó por escrito a Siria del inicio de la operación, aunque Damasco afirma no haber recibido tal comunicación.

El presidente sirio Bachar al-Assad, que no puede meter a su país en un enfrentamiento con Estados Unidos para poner fin al reciclaje de los yihadistas, simplemente permite que Turquía –país miembro de la OTAN– se encargue de hacerlo.

El presidente Donald Trump no había sido informado del plan Votel-McGurk. El secretario de Defensa, James Mattis, confirmó a sus hombres las instrucciones de la Casa Blanca contra los yihadistas. Pero Votel y McGurk aún siguen en sus cargos.

Thierry Meyssan

Fuente

Al-Watan (Siria)

¡¡¡LATINOAMÉRICA!!!

PLAN DE ESTADOS UNIDOS EN LA AMAZONÍA: CREAR LABORATORIOS BIOLÓGICOS CON FINES MILITARES


Artículo escrito por Rodrigo Bernardo Ortega

En pasadas entregas, mostramos

 

Llama la atención el plan para “cercar” a Rusia, pues según denuncias hechas por el Kremlin, Estados Unidos tiene laboratorios en Georgia, Ucrania y Kazajistán (todas repúblicas ex soviéticas que comparten frontera con Rusia)(http://www.hispantv.com/noticias/salud/52961/moscu-denuncia-laboratorios-biologicos-de-eeuu-cerca-de-rusia). De esta forma, en un eventual ataque, el gobierno del actual presidente Trump tendría una ventaja notable frente a sus adversarios, reavivando la vieja lógica de la Guerra Fría. Sin embargo, el presente artículo no pretende ahondar en la amenaza mundial que significan los centros biológicos norteamericanos. Por el contrario, busca fijar su mirada en un proyecto específico que ha pasado desapercibido (quizás con complicidad) para la mayor parte de los medios de comunicación. Este plan tiene que ver con el control de la Amazonía como una de las proyecciones geopolíticas del Pentágono, para lo cual Brasil y Colombia resultan dos centros neurálgicos en la realización de sus intereses.

La historia ha demostrado que Estados Unidos no hace nada sin tener un interés plenamente identificado. En este sentido, lo que se cree es un “acuerdo de cooperación militar” entre Bogotá y Washington para la lucha contra el narcotráfico, tiene un trasfondo muchas veces ignorado (http://www.escritoresyperiodistas.com/NUMERO44/robledo.htm). La presencia de militares norteamericanos repartidos en siete bases (Malambo, Atlántico; Palenquero en el Magdalena Medio; Apiay, Meta; las bases navales en Cartagena; Bahía Málaga en el Pacífico; el centro de entrenamiento en Tolemaida y el Fuerte militar Larandia en Caquetá) es una muestra de la ambición territorial del país del norte en América Latina, con la que espera llevar a cabo su proyecto de control geopolítico.

Basta con observar la distribución de las bases militares para darse cuenta que el posicionamiento no tiene nada de inocente. Por el contrario, dada la ubicación estratégica de las bases militares en cualquier momento y bajo el motivo que sea, Estados Unidos podría invadir Colombia (https://www.tni.org/es/art%C3%ADculo/que-persigue-estados-unidos-con-las-bases-militares-en-colombia). Y no es una exageración, pues si se observa el mapa con detenimiento, se puede concluir que la presencia de militares norteamericanos está asegurada en los cuatro rincones del país. En el norte, en las principales ciudades; en el centro-oriente, concretamente en el departamento del Meta, desde donde podría dirigirse un ataque contra la hermana República de Venezuela (http://www.cubadebate.cu/noticias/2016/05/11/bases-militares-de-eeuu-en-colombia-apuntan-a-venezuela/#.Wg_sz-RhjIU), en el occidente controlando los puertos del Pacífico y en el sur en Caquetá, muy cerca de la Amazonía donde existen planes para hacerse con las fuentes de agua y la creación de enfermedades vía laboratorio.

De hecho, como ha sido varias veces documentado, bajo el pretexto de “la lucha contra el narcotráfico”, Estados Unidos ha probado peligrosas armas biológicas en territorio colombiano. Durante el llamado “Plan Colombia” que no fue otra cosa que un proyecto de control espacial basado en la aspersión aérea con productos diseñados para la devastación de poblaciones y la creación de enfermedades incurables, el Pentágono aseguró la lealtad de las élites corruptas de Bogotá. Además, el país del norte introdujo peligrosas sustancias nocivas para los cultivos como el hongo patógeno Fusarium, componente considerado como un “agente biológico para la guerra” cuyos efectos son irreversibles (https://www.ecoportal.net/temas-especiales/salud/de_nuevo_armas_biologicas_de_usa_en_colombia/). Pues bien, este peligroso hongo se utilizó en la erradicación de los cultivos de uso ilícito, pero además con él se contaminaron otras tierras dedicadas a la agricultura y fueron afectados hasta los granos almacenados por los campesinos. Luego de muchas presiones de activistas, el microherbicida fue retirado de las aspersiones aéreas, pero ya cuando había causado enormes daños en el medio ambiente colombiano. Ahora, en la era del magnate-presidente cuya visión estrecha del mundo se basa en la conquista y el dominio se quiere reactivar el uso del glifosato y otros agentes químicos que una vez más demuestran la ambición de Estados Unidos por reducir y aplacar a “su principal aliado en América Latina”.

De acuerdo con el microbiólogo norteamericano Jeremy Bigwood, el hongo Fusarium

 

es un agente bioquímico que mata a los organismos que penetra por medio de las toxinas que produce. Esta variedad conocida como el “agente verde” puede ser letal incluso para el ser humano. En efecto, algunos documentos históricos prueban que campesinos murieron luego de la ingesta de pan y otros alimentos contaminados con el microherbicida.

 

(http://www.mamacoca.org/feb2002/art_gonzalez_armas_quimicas_y_biologicas.html).

 

Ahora bien, es oportuno preguntarse ¿qué sucede en las bases militares de Estados Unidos en territorio colombiano? Luego de que la Corte Constitucional prohibiera el uso del glifosato para la erradicación de cultivos de uso ilícito por ser considerado un agente peligroso y nocivo (https://www.telesurtv.net/news/Corte-colombiana-prohibe-la-aspersion-aerea-de-glifosato-20170426-0041.html), ¿es necesario contar todavía con la presencia de militares estadounidenses? La respuesta es claramente no, pero el hecho de que el presidente Trump haya mantenido las tropas en Colombia demuestra que está en marcha un plan de agresión.

La recurrente entrada y salida de aviones a las bases militares es un asunto inquietante toda vez que significa una vulneración clara y efectiva a la soberanía nacional, así las élites en Bogotá quieran presentarlo como un “acuerdo de mutuo entendimiento”. La realidad es que, dentro de estos centros de operación, el Pentágono viene desarrollando armas bioquímicas con las que espera mantener controlada a toda la población de América Latina. Dicho de otro modo, la presencia de militares norteamericanos no sólo está dispuesta para el monitoreo de actividades relacionadas con el narcotráfico, sino por el contrario con la producción de armas biológicas que se utilizarán al mínimo signo de oposición a los planes del imperialismo. El hermetismo con que se maneja el tema y la imposibilidad de entrada a ciertos puntos de la geografía nacional considerados “sensibles” para el gobierno de Estados Unidos, demuestran que se está fraguando un plan para la conquista pasiva del territorio. De hecho, la Casa Blanca está haciendo la guerra a Colombia y los colombianos ni siquiera se dan por enterados.

Como se mencionó hace algunos acápites, una de las bases militares se encuentra en Caquetá, departamento fronterizo con la Amazonía que, no es sorpresa alguna, es una de las principales fuentes de agua potable del mundo además de una de las reservas de biosfera más ricas del planeta. Entonces, el plan geopolítico de Estados Unidos es claro: hacerse con el control de este punto estratégico so pretexto de la “protección del ambiente y el mantenimiento de la seguridad”. Por esa razón, en los próximos meses, la administración Trump presionará para que se reactive la erradicación vía aérea de los cultivos de uso ilícito mediante la implementación de virus y bacterias que se desarrollan en laboratorios secretos ubicados en la Amazonía colombo-brasilera. De allí partirá como hace más de quince años una guerra biológica silenciosa pero efectiva, la cual le permitirá al gigante del norte continuar con su despliegue militar (http://ccs.org.es/2000/11/20/guerra-biologica-en-la-amazonia-colombiana/).

El fin último de la ambición geopolítica del Pentágono es plantar bandera en “el pulmón del mundo” para manipular a su antojo el futuro de la humanidad.

El sustento de lo dicho con antelación es la operación conjunta AmazonLog 17 liderada por el ejército brasilero e inspirada en una actividad similar realizada por la OTAN en Hungría (2015), en la que Brasil participó como observador. La misión que se llevó a cabo en mayo de 2017 en la triple frontera amazónica (Brasil-Colombia-Perú) contó ni más ni menos que con el apoyo logístico del ejército estadounidense. De acuerdo con la BBC, la operación se da en el marco de nuevos acuerdos entre las Fuerzas Armadas de Brasilia y Washington que pretenden “reaproximar” y “estrechar” las relaciones militares de los dos países (http://www.resumenlatinoamericano.org/2017/05/08/brasil-tropas-de-eeuu-participaran-de-ejercicio-militar-en-amazonia/). Pero más preocupante aún fueron las declaraciones de la embajada de Estados Unidos que aseguró existen “otros acuerdos en discusión, incluyendo soporte logístico, pruebas y evaluación en ciencia y tecnología e intercambios científicos”. A buen entendedor, pocas palabras.

Por si fuera poco, el ejército brasilero negó en aquel entonces que la operación sirviera como germen para una posible base multinacional como sucedió en el caso húngaro. No obstante, hace algún tiempo (se cree que entre el 6 y 13 de noviembre de 2017), se inauguró una “base logística internacional” cuyo propósito fundamental es la “asistencia humanitaria”. (https://www.clarin.com/mundo/brasil-ee-uu-paises-crearan-base-militar-amazonas_0_S1Z-CZYCW.html). El operativo AmazonLog 17 tendrá como bases las ciudades de Tabatinga (Brasil), Leticia (Colombia) y Santa Rosa (Perú), que comparten la triple frontera amazónica. Más claro no puede ser el objetivo de Estados Unidos que, con la salida injusta y manipulada de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, encontró en su corrupto sucesor Michael Temer un socio sin precedentes. De hecho, Temer ya le entregó al Pentágono la base militar de Alcántara ubicada al norte del país, desde donde el ejército estadounidense tendrá un comando de operaciones sin parangón para el control territorial y la prueba de sus virus y bacterias (http://www.hispantv.com/noticias/brasil/356054/temer-base-espacial-eeuu-militar-alcantara). En este punto es donde comienza a evidenciarse las consecuencias del giro a la derecha que viene sufriendo el continente latinoamericano.

Como ha sido comprobado históricamente las “razones humanitarias” no existen para el gobierno de Estados Unidos. O quizás sí, pero funcionan a la inversa, es decir se justifica las intervenciones, pero en detrimento de la humanidad. El apoyo a crueles dictaduras y la violación sistemática a derechos humanos por parte de militares estadounidenses, son tan sólo algunos ejemplos de “la ayuda humanitaria” que ofrece Estados Unidos. El nuevo proyecto AmazonLog 17 es claramente un despliegue geoestratégico en el que, con la complicidad de gobiernos serviles e ignorantes, el Pentágono pondrá en marcha laboratorios dedicados a la producción de enfermedades tropicales que sirvan para mitigar el crecimiento de la población latinoamericana que amenaza su futuro, otra “causa humanitaria”.

Al mismo tiempo, la Casa Blanca pretende ubicar sus tropas para “proteger los recursos hídricos” mientras explota a su antojo las fuentes de agua, flora y fauna de la Amazonía. Lo más increíble del caso es que todas las actividades son realizadas en presencia de gobiernos que desconocen el vocablo soberanía. En efecto, si se considera la nueva presencia militar de Washington en el norte de Brasil y se suman las tropas de las siete bases militares en Colombia, se podría decir que hemos retornado a la Guerra Fría porque incluso se están desarrollando agentes químicos para eliminar a la población. Esperemos que el siguiente paso del plan geopolítico norteamericano no sea el apoyo a terribles dictaduras.

el robot pescador etiqueta_00000

Último plan de EEUU para invadir Siria con milicias kurdas

s

  .

—————————————————-

Putin equipara el comunismo al cristianismo y el cuerpo de Lenin a las reliquias

Publicado: 15 ene 2018

Los debates sobre la permanencia del mausoleo del líder bolchevique en el centro de Moscú duran desde la Perestroika.

 Putin equipara el comunismo al cristianismo y el cuerpo de Lenin a las reliquias

Comunistas marchan por Moscú, Rusia, 1 de mayo de 2016.

Vladimir Vyatkin / Sputnik

 El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha comparado el comunismo con el cristianismo y el mausoleo del líder bolchevique Vladímir Lenin en el centro de Moscú con la veneración de las reliquias de los santos.

“Tal vez diré algo que no va a gustar a algunos, pero así es como lo veo”: “La fe siempre nos ha acompañado, reforzándose cada vez que nuestro país y nuestro pueblo pasaban por tiempos duros”, advirtió Putin en una entrevista para el documental ‘Valaam’, cuyo extracto ha emitido el canal Rossiya 1.

Vladímir Putin se registra como candidato presidencial a las elecciones de 2018, el 27 de diciembre del 2017.

El mandatario considera que los años del ateísmo militante, protagonizado por la “eliminación de sacerdotes y destrucción de iglesias”, de manera simultánea “crearon una nueva religión“.

“De hecho, la ideología comunista es muy parecida al cristianismo. La libertad, la hermandad, la fraternidad, la justicia… todo esto aparece en las Sagradas Escrituras. ¿Y el código del constructor del comunismo? Es una sublimación, un primitivo compendio de la Biblia: no se inventó nada nuevo”, detalló Putin.

Mausoleo de Lenin

El inquilino del Kremlin estima que el mausoleo de Lenin en la Plaza Roja de Moscú es igual que la veneración de los santos en el cristianismo. “¿En qué es diferente de las reliquias de los santos para los cristianos?”, se pregunta Vladímir Putin, quien recuerda que “aquí también hay reliquias”, en referencia al monasterio del archipiélago de Valaam (República de Carelia, Rusia).

Cuando el líder bolchevique falleció en 1924, su cuerpo fue embalsamado y expuesto al público. Durante décadas, el culto a su momia era parte de la ideología soviética, aunque con el inicio de la Perestroika a principios de los años 80 comenzó un debate social sobre la posibilidad de enterrar esos restos.

Reacciones en el Partido Comunista de Rusia

La opinión del mandatario se vieron a gusto de los Miembros del Partido Comunista de Rusia se mostraron de acuerdo con las palabras del presidente de su país: “Alisan de manera eficaz y razonable los ángulos agudos en el tema del mausoleo [de Lenin]”, comentó el vicepresidente de la Duma Estatal (Cámara Baja), Iván Mélnikov, citado por Interfax.

El jefe de esa formación política, Guennadi Ziugánov, ya afirmó con anterioridad que Vladímir Putin le había prometido que mantendría los restos de Lenin permanecerán en la Plaza Roja mientras sea presidente.

https://actualidad.rt.com/actualidad/259997-putin-comunismo-cristianismo-cuerpo-lenin-reliquias

Chile: Anuncian marcha por mapuche que recibió 100 balines

El joven logró sobrevivir con 30 perdigones alojados en su cuerpo, tras 45 días hospitalizado, 16 operaciones y una terapia para volver a caminar.

El joven logró sobrevivir con 30 perdigones alojados en su cuerpo, tras 45 días hospitalizado, 16 operaciones y una terapia para volver a caminar.

Publicado 10 enero 2018 (Hace 3 horas 31 minutos)

Pese a que el hecho ocurrió hace dos años, aún no existe justicia. Cristian Rivera, el uniformado que percutó el disparo contra Brandon Hernández Huentecol, de entonces 17 años, sigue ejerciendo labores para la policía chilena.

La organización chilena Comisión Funa, junto a la familia del joven mapuche Brandon Hernández Huentecol, convocaron a una marcha para este miércoles 10 de enero a las 19H00 (hora local) en Plaza Italia, Santiago de Chile, para exigir justicia por el adolescente, quien con sólo 17 años, recibió 100 perdigones en la espalda a manos de un funcionario de la policía chilena.

Tírate al suelo o sino te disparo

El 18 de diciembre del año 2016, Brandon Hernández Huentecol, de 17 años, fue baleado por la espalda por un funcionario de la policía chilena, luego de intentar defender a su hermano menor, de 13 años, quien había sido golpeado por los efectivos al pasar en bicicleta cerca de un operativo policial en Carehue, región de la Araucanía, epicentro del conflicto mapuche.

No uno, sino más de 100 perdigones le perforaron el cuerpo, mientras se encontraba tendido en el piso, luego de obedecer la orden del uniformado: “Tírate al suelo o sino te disparo”. Hizo lo que le pedían, pero no sirvió de nada. 

Brandon antes de recibir la descarga.

Las lesiones lo dejaron con fractura de pelvis, rotura de la arteria iliaca interna, además de más de 20 perforaciones en el tubo digestivo y diferentes derrames y traumas en distintas partes del cuerpo.

Tras 45 días hospitalizado, con 16 operaciones a cuestas, y una terapia para volver a caminar, el joven estudiante secundario logró sobrevivir, aún con 30 perdigones alojados en su cuerpo. 

Durante su recuperación en la Clínica Alemana de Temuco, a la que ingresó con riesgo vital.

Pero el suboficial, Cristián Rivera de la Prefectura de Fuerzas Especiales de Pailahueque, quien percutó el disparo con la descarga de más de centenar de balines, continúa en servicio activo ejerciendo labores para la policía en otra localidad.

Marchas reprimidas

Es por esto, que su familia convoca para este miércoles 10 de enero una nueva movilización exigiendo justicia para Brandon. Esta es la tercera marcha que se realiza en torno al caso del joven. Las primeras dos no lograron siquiera llevarse a cabo debido a la irrupción policial y a la fuerte represión contra los manifestantes. 

Ada Huentecol, madre de Brandon, protagoniza el video difundido por la organización chilena de derechos humanos Comisión FUNA, en el que hace un llamado a quienes sean “concientes del tema mapuche”.

“Yo les pido a ustedes que me acompañen (…) que nos apoyen, que salgan a las calles, a manifestarnos, a luchar por esta causa”, dice la mujer quien asegura que seguirá “luchando hasta exigir justicia” y añade que la única petición es que el funcionario “asesino, se vaya preso”.

Justicia sólo para algunos

El caso de Brandon sigue estancado luego de que el cabo Cristian Rivera no se presentara por tercera vez a la audiencia judicial del pasado 12 de diciembre de 2017. “Da rabia que esta institución retrase el proceso (…) Yo creo que ellos buscan que nos cansemos y dejemos de insistir en que este juicio avance”, aseguró Ada Huentecol.

En declaraciones anteriores, el funcionario se defiende argumentando que el ataque fue un accidente, sin embargo testigos y hasta el propio Brandon, afirman que antes de percutar el disparo, el policía le quitó el seguro al arma. “Sentí cuando pasó el seguro y después me disparó. Fue intencional” declaró el joven de, entonces, 17 años. 

A más de dos años, aún el hecho permanece impune. A diferencia de otros casos, Brandon logró sobrevivir a la cruda violencia policial que desde hace décadas ejerce el Estado de Chile no sólo contra las comunidades mapuches en lucha por sus tierras, sino con familias que por el sólo hecho de tener rasgos o apellidos mapuches viven el rigor de la persecusión, la discriminación, y la criminalización.

https://www.telesurtv.net/news/Chile-Convocan-a-marcha-por-adolescente-mapuche-que-recibio-100-balines-por-la-espalda-20180110-0010.html