Archivos de etiquetas: caos en el mundo

Al borde del abismo – Detrás de la Noticia

 

La ira de Fanon

Ecuador, Chile, Bolivia… incluso Catalunya. O Líbano, o Irak, o Francia, o cualquier otro sitio y lugar. Poblaciones movilizadas, con reacciones diferentes en cada caso y que hacen diferentes unas situaciones que ya lo son en sí. Pero con un mismo común denominador: los efectos del colonialismo en las personas. La diferencia entre estos países está en cómo se está abordando ese efecto y en cómo se está luchando para su derrota.

¿Estos países son colonias? Formalmente no, al menos en sentido clásico del término. Hay independencia administrativa, cierto, pero no económica, ni militar, ni siquiera cultural. Y aquí aparece Frantz Fanon. Porque solo puede haber una verdadera emancipación si desaparecen del cerebro de la ciudadanía, de estos y de todos los países, los conceptos impuestos por el colonialismo.

Fanon enseñó en sus escritos cómo se puede derrotar al colonialismo a través del combate contra la subalternidad, o sea, el combate contra la interiorización de la posición subalterna de los colonizados respecto a los colonizadores. Es decir, la interiorización de que sólo es posible una sociedad similar a la del colono. Es la interiorización de que no se es capaz de cambiar la sociedad bajo nuevos parámetros, distintos a los de la metrópoli. Es la interiorización de la dominación cultural que hace que siempre se esté mirando a Occidente -las metrópolis- y que se necesite su autorización (por ejemplo, con los “observadores” y supervisores de las elecciones) para cualquier cosa.

Cuando se es incapaz de prescindir de esto se está aceptando el mecanismo colonizador (como la pasmosa ingenuidad de Evo Morales con la OEA) que acusa y acosa al colonizado de todo lo que le parezca, aunque no tenga ni lógica ni coherencia alguna (como la kafkiana actitud de la UE con Venezuela y con Bolivia sobre los “autoproclamados”). Por lo tanto, mientras no se rompa esta ligazón mental es imposible que el movimiento emancipatorio se afiance, así aparente que avanza durante algún tiempo como en Uruguay con Pepe Mújica, por ejemplo, o de nuevo Bolivia y los 14 años de Morales.

Porque para avanzar lo primero que hay que hacer es romper el marco mental donde te coloca el colonialismo. Y en América Latina, a excepción de Cuba, en ningún país se ha hecho. En Venezuela hay algo incipiente. Y en Chile hay ahora una buena muestra de ello con el rechazo al pacto institucional sobre la nueva Constitución con la que se quiere perpetuar la explotación social mantenida por el neopinochetismo (y Bachelet mirando a Venezuela mientras tanto). De lo que se pueda resistir y cómo será determinante para el desenlace.

Fanon, si viviese, estaría airado con la actitud de la CONAIE en Ecuador y con la de Evo Morales en Bolivia. Porque Fanon teorizó que solo cuando se pierde el miedo es cuando se comienza a avanzar, que cuando se ejerce la autodefensa es cuando el poder se tienta la ropa. Tanto la CONAIE como Evo han apostado por el concepto negativo de paz: ausencia de conflicto. Paz, esa paz, y después gloria para los de siempre, los criollos, siempre buenos alumnos de los colonizadores. En Bolivia los golpistas, pese a tener la fuerza, están a la defensiva con las movilizaciones indígenas y Evo las está frenando. En Ecuador ya se han frenado.

Fanon decía que la violencia en la calle equilibra la relación de subordinación de la población con el Estado y que hay que negar que la violencia sea un monopolio del Estado. Porque entonces el poder se equilibra y el Estado comienza a coger miedo. Por eso los golpistas de Bolivia dan carta blanca a militares y policías para disparar, porque tienen miedo. Por eso en Catalunya se intenta criminalizar cualquier tipo de expresión de resistencia cívica, bajo acusaciones de “terrorismo”. Fanon tenía razón al decir que los colonizados, por el hecho de serlo, siempre reaccionan (América Latina puede remontarse a la lucha contra la metrópoli española para ver que eso es así) aunque muchas veces no se sepa hacia dónde.

Lo que estamos viendo en América Latina es una reacción pacífica contra las oligarquías, por el momento, con un gran epicentro en Chile (con la incógnita de Bolivia) y con expresiones a seguir y estudiar en Catalunya (donde el movimiento independentista supera y sobrepasa a los partidos) y Francia (los “chalecos amarillos” acaban de cumplir un año de lucha ininterrumpida) que están cambiando las percepciones sobre la capacidad de los pueblos para resistir y combatir.

La ira de Fanon con lo que está pasando en América Latina (y él era caribeño, no hay que olvidarlo) no solo sería ante el poderoso, sino fundamentalmente contra los doblegados, contra los explotados, contra sus “hermanos” (y él era negro, por lo que sabía lo que era la subalternidad) porque con su modo de estar en el mundo legitiman la explotación, la humillación y la desigualdad. Sin una emancipación mental sobre cómo pensar y actuar será imposible una emancipación real respecto de las minorías económicas y políticas que gobiernan, hoy y siempre, ajenas a los intereses de los pueblos y sumisas a los intereses del capital transnacional.

Esta canción la he puesto ya dos veces, pero sigue siendo actual. Ahora como cuando se cantó, y ya hace casi 40 años. Es la maldición de Malinche, de los colaboradores, de los imprescindibles para que se mantenga la explotación iniciada por los colonizadores y a quienes se sigue rindiendo pleitesía. Una y otra vez.

El Lince
https://elterritoriodellince.blogspot.com/2019/

BOLIVIA: UN ESTADO QUE MATA A SU GENTE – CARTA BLANCA PARA MASACRAR

  • Mujeres indígenas bolivianas se protegen de los gases lacrimógenos durante una protesta contra el gobierno de facto, en La Paz, 15 de noviembre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 17 de noviembre de 2019 7:33
Actualizada: domingo, 17 de noviembre de 2019

La carta blanca de la autoproclamada presidenta interina de Bolivia a los militares para masacrar a los manifestantes genera gran indignación.

Por medio de un decreto Jeanine Áñez instruyó al Ejército boliviano para que reprima las protestas contra el golpe de Estado al expresidente Evo Morales, y eximió de cualquier “responsabilidad penal” a los soldados que actúen en “estado de necesidad”, en otras palabras, liberó a los militares de responsabilidad penal para asesinar o agredir a los descontentos.

Si bien el decreto tiene fecha del 14 de noviembre, se hizo público el viernes, después de que se viralizaran imágenes del documento en las redes sociales, provocando la indignación entre los usuarios, así como entre varios líderes de la región y organizaciones pro derechos humanos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el sábado el “grave decreto”, que “desconoce los estándares internacionales de derechos humanos y por su estilo estimula la represión violenta”.

LEER MÁS: CIDH condena “masacre policial” de seguidores de Morales

 

Morales, a su vez, consideró el decreto como “una carta blanca de impunidad para masacrar al pueblo”. “Los autores del golpe de Estado en Bolivia gobiernan con decretos, sin el Legislativo y apoyados en armas y bayonetas de Policía y Fuerzas Armadas”, criticó.

El presidente electo argentino, Alberto Fernández, denunció también el dictamen emitido por Áñez, que “ha liberado a las Fuerzas Armadas para que actúen sin tener que responder por sus crímenes. Crece el número de muertos”, alertó.

La vicepresidenta Ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, fue otra figura que reprochó la medida que allana el camino para masacrar al pueblo “humilde” de Bolivia, y vulnera el sistema internacional de derechos humanos.

https://www.hispantv.com/noticias/bolivia/442508/represion-policia-protestas-anez

Haití. Camille Chalmers:  «Hacia una plataforma mínima para un gobierno

Por Marìa Torrellas,

Resumen Latinoamericano

5 de noviembre de 2019

 En el Encuentro Antiimperialista en Cuba nos encontramos con Camille Chalmers, dirigente haitiano, que nos ayudó a comprender la situación que vive Haití en una insurrección permanente desde el mes de junio, que quiere que su presidente corrupto dimita, y que se vaya para siempre.

¿En los últimos días cómo van avanzando ese nuevo frente, esa alternativa política de izquierda a la situación?

-La movilización se mantiene muy fuerte en Haití, se puede decir que se está intensificando. Estas seis últimas semanas hemos tenido realmente manifestaciones impresionantes, millones de gente en las calles. Por primera vez esas marchas ganaron también las provincias, porque antes era más concentrado el poder de Puerto Príncipe y Cabo Haitiano, pero ahora en casi todas las grandes ciudades del país hemos tenido manifestaciones amplias multitudinarias y con la participación de muchísimos sectores. Asi que, se puede decir, que en este momento tenemos un gobierno totalmente aislado políticamente, un gobierno que no gobierna, que no tiene Primer Ministro legal, no tiene gobierno legal, no tiene presupuesto, no puede recaudar impuestos.

En un paìs ingobernable.

Sí, estamos en una situación realmente de bloqueo total del país y donde el movimiento popular ha demostrado una fuerza, una continuidad, una determinación admirable y que no se ha rendido frente a la propaganda oficial masiva, ni tampoco frente a la represión.

Porque una de las respuestas del gobierno de Moise es la represión contra el pueblo, por ejemplo, en estas últimas semanas estamos hablando de 51 personas muertas por balas. Una represión sobre todo dirigida contra los barrios populares, por ejemplo, en noviembre pasado hicieron masacre, en un solo día mataron a 78 personas en un barrio popular que se llama La Saline. Entonces, la respuesta del gobierno es represión y más represión.

Es un gobierno que tiene el apoyo de algunas familias de la oligarquía y de Estados Unidos, el gobierno de Trump quiere mantener a ese gobierno que ya no tiene ningún sentido, ni siquiera para los sectores dominantes porque ya la economía está totalmente paralizada, lo que explica que algunos sectores como los empresarios se han juntado también al movimiento.

 Pero Trump quiere mantenerlo primero porque hay una alianza ideológica, porque es un gobierno de extrema derecha, que está puesto ahí para frenar el movimiento popular y su proyecto de cambio del Estado, como se dice en Haití.

Trump está recompensando a Jovenel Moise por su traición a Maduro. Haití votó tres veces en contra del gobierno de Maduro y el escándalo de votar el TIAR, que abre las perspectivas de una intervención militar en Venezuela. Esto es una cosa que sumó más la cólera y la indignación de la población que no acepta eso, incluso desde el punto de vista moral, no solamente político, es una traición totalmente inaceptable.

-Me llamaba mucho la atención como además desde la esfera política, que nunca se ve, senadores y senadoras, que cada vez que han querido colocar otra autoridad o pasar el poder a un afín, el pueblo y los senadores y senadoras han destruido la Cámara. Eso es una cosa inédita.

-Si, realmente, porque la Legislatura está aliada totalmente con Jovenel Moise, es una Legislatura controlada un 95% por el gobierno y que fue electa en condiciones inaceptables, con una participación ridícula. El presidente actual, por ejemplo, fue electo con 7% del electorado, asi que no tiene ninguna legitimidad.

 En ese sentido, el Parlamento también, la mayoría de los diputados y senadores se han comportado de manera totalmente inaceptable, participando en todos los procesos de saqueo de los bienes públicos, de desvío de los fondos del petrocaribe, y la población quiere también que salgan con Jovenel Moise.

Pero, tenemos algunos legisladores, senadores y diputados, que se han mantenido muy firmes con la resistencia, incluso desataron todo un proceso de impeachment que no se logró, porque Jovenel Moise tiene mayoría en el Parlamento. Pero, por lo menos hicieron una tribuna donde sistematizaron todos los crímenes de Jovenel Moise, toda la traición a la Constitución, todos los robos en los cuales participó, y fue un elemento muy importante en la concientización popular y que radicalizó mucho a la población frente a ese gobierno.

 ¿ Las movilizaciones multitudinarias son autoconvodadas?

En ese sentido, desde julio de 2018 tenemos una recomposición de la movilización, que empezó con el mecanismo de autoconvocatoria, es decir, que no hay ningún sector que puede decir que son los padres de esa movilización, que les pertenece.

 Es una autoconvocatoria donde la gente se subleva frente a un gobierno corrupto, ilegal, ilegítimo, lacayo de Estados Unidos, que es realmente un elemento ético muy importante en ese sublevamiento. 

También, está relacionado con el deterioro de las condiciones de vida de la población porque tenemos un desplome de la moneda nacional, que perdió el 60% de su valor en dos años, tenemos una inflación importante, y este gobierno rehúsa a aumentar el salario mínimo. Lo que quiere decir que tenemos una situación de masificación de la misería y del hambre.

La FAO calcula que el 49% de la población no logra nutrirse cada día. Es una situación trágica, extrema. En ese sentido, la población también rechaza eso y exige la salida de los programas de neoliberalismo, de las políticas económicas antipopulares, antinacionales, que han creado la situación actual.

-Al principio hablabas de los sectores popularea ¿esa alianza que se está armando, que ya lleva meses, en qué consiste?

-Desde finales de 2018 cinco partidos de izquierda decidieron hacer una plataforma de trabajo común con dos perspectivas. Primero, una perspectiva de construcción de un frente de izquierda revolucionario, y una perspectiva de tener incidencia directa sobre la coyuntura política que estamos viviendo. En ese sentido, federaciones campesinas convocaron el Frente Patriótico, del 27 al 30 de agosto, y es impresionante ver que hubo una respuesta entusiasta de la población, más de 70 organizaciones presentes hicimos un trabajo de 3 días de análisis de la coyuntura internacional y local.

También, se desembocó en la plataforma de acuerdos muy importantes, que son básicamente la salida de Jovenel Moise, del Parlamento, de PHTK, que es ese partido de extrema derecha, y un período de transición que permite hacer trabajos de cambio profundo en las estructuras políticas del país y tres aspectos importantes en el mandato de ese gobierno de transición.

Primero, realizar los juicios contra los ladrones que robaron la plata del pueblo; segundo, convocar una Constituyente; y tercero, realizar cambios sustanciales en el sistema electoral porque ahora está totalmente controlado por Estados Unidos.

Queremos que esa transición sea soberana, es necesario tener garantías que no sea controlada desde Estados Unidos y que sea una transición de ruptura, que abra una perspectiva realmente de cambios radicales a nivel de la economía y del sistema político. En ese sentido, el Foro Patriótico desembocó en un comité de seguimiento formado por 11 organizaciones, ahí están representados dos miembros del movimiento sindical, una persona del movimiento feminista, que agrupa todos los movimientos feministas progresistas, una representante del movimiento de jóvenes barriales, que participan mucho en las movilizaciones, y cuatro partidos políticos, dos de izquierda revolucionaria y dos socialdemócratas. Asi que, es un comité que representa un abanico muy grande de sensibilidades políticas y que tiene la capacidad de influir directamente en el juego que se está haciendo ahora, y que permite que la izquierda tenga la posibilidad de influenciar la orientación que se va a definir para el gobierno de transición.

En esta semana hay un proceso de encuentro, discusión, elaboración, de la arquitectura institucional de esa transición donde participa el Foro Patriótico con otros sectores como el Democrático y Popular, y otros.

Entonces hay tres Frentes que están totalmente de acuerdo con esta plataforma mínima que adoptó el Foro Patriótico en agosto, y es muy interesante que sea una iniciativa desde el movimiento popular, desde las fuerzas de izquierda.

 El Foro Patriótico desembocó en un discurso, un análisis, totalmente con una visión de izquierda, muy crítica, incluso tuvimos la participación de redes internacionales solidarias muy interesantes. Eso realmente es una novedad porque desde la represión que se desató contra el movimiento popular en el 86 habían prácticamente eliminado las fuerzas de izquierda del juego político electoral, la misma dinámica de exclusión del pueblo también se había eliminado la presencia de partidos políticos de izquierda.

Estamos en un nuevo momento, de acumulación, de redefinición, y esta crisis es importante porque el imperialismo no tiene recambio.

-¿Cómo es posible que un pueblo que salen millones a la calle, además sin miedo a nada, que no haya caído Moise?

-La explicación básica es que el pueblo haitiano no tiene poder porque si lo tuviera por supuesto que este gobierno caería hace mucho tiempo.

Lo segundo, es que Estados Unidos mantiene control estratégico sobre la policía, algunos elementos del sistema financiero, y ahora no tiene una solución viable para el recambio, porque todas las personalidades de derecha que podían jugar ese papel están implicadas en los escándalos del petrocaribe. Están todos amenazados por el juicio petrocaribe y no tienen ninguna legitimidad para realmente dar la cara y presentar soluciones. Por eso, Estados Unidos está tardando tanto para aceptar un cambio de régimen.

Pero, estamos en una situación donde en las próximas semanas vamos a ir hacia la renuncia de Jovenel Moise porque es una situación extrema donde el país no funciona, incluso los empresarios empiezan a protestar porque sus ganancias están amenazadas.

http://www.resumenlatinoamericano.org/2019/11/05/haiti-camille-chalmers-hacia-una-plataforma-minima-pa

—————————————

Gobierno de Haití sube salario mínimo en plena crisis

Puerto Príncipe, 7 nov (EFE).- 

El gobierno haitiano ha aumentado el salario mínimo cerca de un 20 por ciento, según establece un decreto emitido este 31 de octubre por el Ejecutivo, aunque la medida no compensa la depreciación que ha sufrido el gourde, la moneda local, con respecto al dólar a lo largo del último año.

El documento, publicado en el periódico oficial de la República “Le Moniteur”, fija en 500 gourdes el salario mínimo, lo que supone 5,13 dólares al cambio actual, frente a los 480 gourdes establecido en octubre de 2018, que al cambio de ese momento eran 6,06 dólares.

Bolivia se prepara para convertirse en un “campo de batalla, un Vietnam”

Por 

Tensa situación en Bolivia tras las elecciones generales (78)

El proceso de cambio liderado por Evo Morales en Bolivia enfrenta nuevos peligros ante las protestas de la oposición que rechazan el resultado de las elecciones. Para comprender qué sucede, Sputnik entrevistó a Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia, quien anticipa que vendrán batallas muy duras.

“Lo que estamos viendo es la ruta del golpe que se está desencadenando de manera intensa y a distintas velocidades en todo el territorio nacional”, afirma Juan Ramón Quintana, ministro de la Presidencia en Bolivia. Responde a la entrevista desde la Casa Grande del Pueblo, sede del Gobierno, donde están desplegadas delegaciones de los movimientos indígenas, mineros, del partido Movimiento al Socialismo (MAS), entre otros.

Las claves de lo que podría suceder estaban desde antes de las elecciones del 20 de octubre que le dieron la victoria presidencial a Evo Morales: “el fraude es una coartada que fue instalada hace bastante tiempo en los medios de comunicación, las redes, a través de los opinadores contratados, organizaciones no gubernamentales con financiamiento extranjero, la Iglesia católica alineada con la derecha”, explica Quintana.

Una manifestación en La Paz tras las elecciones generales en Bolivia
© REUTERS / UESLEI MARCELINO

A su juicio, la matriz de fraude fue “un montaje intensivo que se logró irradiar en la sociedad antes del evento electoral”. Se trató de una serie de pasos diseñados y desencadenados según cada momento.

“Han pasado a una fase golpista pretextando el fraude, pidiendo que se vaya a una segunda vuelta, luego que se anulen las elecciones, desconociendo la victoria del presidente, diciendo elecciones nuevas, y seguramente van a seguir en la secuencia con el desconocimiento del Gobierno del presidente Evo”, afirma el ministro.

Quintana habla de un “guión” montado para dar un golpe contra Morales, que ganó su cuarto mandato consecutivo. ¿Quiénes están detrás y a la cabeza de este intento?

Los actores nacionales y la geografía del golpe

El proceso de desestabilización tiene varios actores nacionales. Por un lado, está la primera fuerza de oposición, con la candidatura de Carlos Mesa, “que no es una fuerza política cohesionada, no es un partido, es una agregación de movimientos espasmódicos de la sociedad como son los jóvenes especialmente y la clase media y alta”, explica Quintana.

El ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, en entrevista con Sputnik
© SPUTNIK / MARCO TERUGGI
El ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, en entrevista con Sputnik

Otro actor son los Comités Cívicos, “que se han convertido en los instrumentos operadores del golpe, son los que tratan de cargar legitimidad a este proceso de desestabilización”. Uno de los dirigentes más reconocidos de los Comités es Luis Fernando Camacho, quien pide la anulación de las elecciones.

Junto con esos dos actores, están lo que Quintana define como los “grupos de choque”, que “están organizados y financiados a través de los Comités Cívicos, son como los núcleos más duros, reclutados desde el lumpen, con drogadictos, expresidiarios, hasta plataformas ciudadanas”.

Esos grupos actuaron, por ejemplo, en la quema de sedes del Tribunal Supremo Electoral o durante el 22 de octubre en la ciudad de Cochabamba, atacando a quienes se manifestaban a favor de Evo Morales.

Una manifestación opositora en La Paz, Bolivia
© REUTERS / KAI PFAFFENBACH

Existen más piezas, como la Iglesia católica y organizaciones no gubernamentales “que son como hongos que están operando en el financiamiento”, observa el ministro de Presidencia. Vehiculizan de conjunto un discurso “no solamente del fraude sino racista, excluyente, muy duro, violento, intolerante”.

No es la primera vez que el proceso de cambio boliviano se enfrenta a una escalada golpista. Sucedió entre 2007 y 2008. En aquella oportunidad la ofensiva estaba concentrada en el oriente del país, especialmente en Santa Cruz y zonas cercanas, como Beni, Pando y una parte de Tarija. Hoy, en cambio, “está discurriendo entre dos extremos, en el occidente La Paz, y en el oriente Santa Cruz, con sus satélites que abonan a la desestabilización de acuerdo a la cercanía con Santa Cruz o La Paz”.

El objetivo, esta vez, es “quebrar institucionalmente el orden en La Paz”. Quintana resalta la importancia de la capital: “si la quiebras el resto del país cae como dominó, por eso los Comités Cívicos están trasladando una gran parte de sus fuerzas más violentas, sus núcleos más temerarios a La Paz para asediar al Gobierno”.

El cuadro se ha modificado. Quienes diseñaron este nuevo ataque cambiaron elementos. “Los norteamericanos aprendieron mucho estos años y hoy día lo están aplicando”, remarca el ministro.

El factor norteamericano

“No cabe la menor duda que es un golpe financiado por los Estados Unidos (EEUU), han aprendido a mover muy bien sus fichas, especialmente para sostener toda una narrativa contra el Gobierno, articular a los actores con mucho financiamiento, desplazarse territorialmente y tener como contraparte todo un polo mediático desde el exterior vehiculizado por la Organización de Estados Americanos (OEA)”, afirma Quintana.

Los disturbios en Bolivia tras la reelección de Evo Morales
© REUTERS / DAVID MERCADO

Para entender el rol estadounidense es necesario verlo en perspectiva geopolítica, explica. Los objetivos que persigue son dos: “en primer lugar, quebrar este proceso de transformación, esta revolución democrática, cultural, liderada por un indígena que ha institucionalizado un modelo de desarrollo, estabilidad, crecimiento”.

En segundo lugar, el objetivo es el de “contener el efecto dominó de los gobiernos neoliberales en la región, porque hoy día la crisis del modelo capitalista está haciendo agua principalmente en los países peones del FMI”, señala. Es el caso, por ejemplo, de Ecuador, Chile y Argentina, que han visto masivas impugnaciones al orden neoliberal.

En ese contexto “Bolivia aparece como un actor regional fundamental para seguir evitando este efecto de caída de los aliados de Washington en un contexto de desquiciamiento, pérdida de control de los países de la región”, considera el ministro.

EEUU tiene además por objetivos desmantelar tres grandes proyectos de desarrollo. El primero es el proyecto de vertebración interoceánica entre el pacífico y el atlántico, “que es un corredor estratégico para el comercio global y Bolivia lidera esa construcción”.

El segundo es lo que Quintana llama “potencia geoenergética” boliviana. El proyecto es el de lograr “un Estado autosuficiente energéticamente, con dominio estatal sobre su potencial, y con capacidad de vender toda su potencialidad a los países de la región”.

El salar de Uyuni, Bolivia (archivo)
© AFP 2019 / PABLO COZZAGLIO

El tercero se refiere al “gran proyecto de desarrollo tecnológico-científico vinculado al litio”, un material estratégico en el área de la producción, la medicina y la energía. Ese proyecto en marcha de desarrollo nacional ocurre en alianza con capitales extranjeros, como chinos y rusos.

EEUU tiene así una disputa en su “dominio geoenergético de la región”, y Bolivia, con el Gobierno de Evo Morales, es una pieza clave. Ese escenario hace prever a Quintana un escenario de “guerra de alta intensidad para el mediano plazo”, una estrategia que se debe a que, como afirma, “es muy difícil quebrar el proceso de cambio de la noche a la mañana”.

Las fortalezas del proceso de cambio

“Aquí hay una acumulación política de los movimientos sociales que están dispuestos a pelear”, destaca Quintana. Se trata de lo que denomina como un “Gobierno de los movimientos sociales”, lo que constituye una de las fortalezas centrales del proceso en marcha.

Esos actores políticos, sociales, sujetos históricos, que eran antes excluidos del orden dominante, “hoy convergen hacia un Estado plurinacional que los reconoce, incorpora, les da la posibilidad de definir futuro, no son actores, convidados de piedra, sino que son motores energizantes de un proceso dialéctico político dinámico”.

© REUTERS / DAVID MERCADO

Junto a esa fortaleza se encuentra la de la figura de Evo Morales como presidente indígena que posee “liderazgo, estatura moral, política y es un factor gravitante”, resalta el ministro.

Quintana se refiere también a la estabilidad económica y las respuestas hacia las necesidades sociales de los sectores más humildes. Uno de los objetivos es “que en el 2025 podamos reparar todos los daños del colonialismo interno, cancelando las deudas sociales como la extrema pobreza”. Por último, destaca lo que denomina como “una fuerza ideológica muy fuerte que se nutre de ideales antiimperialistas, anticapitalistas, anticoloniales”.

Esta conjunción de fortalezas obliga a la estrategia norteamericana a actualizar sus métodos de desestabilización, ante lo cual Quintana prevé un escenario complejo: “Bolivia se va a convertir en un gran campo de batalla, un Vietnam moderno porque aquí las organizaciones sociales han encontrado un horizonte para reafirmar su autonomía, soberanía, identidad”.

¿Qué hacer?

La respuesta debe transcurrir sobre dos carriles: “ocupación de calle y credibilidad”. Esto significa por un lado “recuperar la iniciativa en la calle”, así como “el desafío a transparentar el sistema de cómputo que eso le otorgaría legitimidad al Gobierno”, explica Quintana.

Movimientos sociales en la sede de Gobierno en La Paz para defender la victoria de Evo Morales
© SPUTNIK / MARCO TERUGGI

Esas dos variables ya fueron puestas en marcha. Por un lado, los movimientos comenzaron a desplegarse en varias partes del país —como frente a la sede de Gobierno— y el Gobierno anunció que hará una auditoría de la cual participarán representantes de la OEA.

“Va a ser una dura batalla, una batalla campal frente a la virulencia mentirosa de los medios, las redes. Es una guerra de dimensiones muy complejas, desconocidas, que nos va a exigir muchísimo agudizar el pensamiento, la estrategia de autodefensa de este proyecto”, concluye el ministro de la Presidencia.

https://www.hispantv.com/noticias/chile/441771/protestas-heridos-detenidos-pinera

 La Policía dispersa con cañones de agua una marcha en Santiago contra el Gobierno de Piñera

Publicado: 4 nov 2019

Concentraciones y cacerolazos se mantienen en varias ciudades de Chile mientras los manifestantes exigen una serie de reformas, entre ellas una Asamblea Constituyente.

manifestantes en varias partes de Chile llevan a cabo un conjunto de actividades llamadas ‘Súper lunes’, que contempla concentraciones, marchas y cacerolazos en contra de las políticas neoliberales del presidente Sebastián Piñera.

La Mesa de Unidad Social, que agrupa a más de 100 organizaciones y movimientos sociales y sindicales, ha convocado a tres acciones en Santiago: una concentración en la Plaza de Tribunales al mediodía (hora local); una marcha en Plaza Italia, a las 17:00; y un cacerolazo —como se realiza habitualmente al concluir las actividades— a las 20:00oco después del inicio programado de la marcha, la Policía antidisturbios comenzó a dispersar a los manifestantes en la capital chilena con el uso de cañones de agua y gases lacrimógenos

tras medio mes de protestas antigubernamentales en territorio chileno ya se han contabilizado oficialmente 23 muertos y más de 1.300 heridos. Sin embargo, la Cruz Roja registra al menos 2.500 heridos y reclama mayor dotación de insumos para atender a quienes ingresan en sus instalaciones.

Las protestas en Chile se recrudecieron a partir del pasado 18 de octubre, primero para rechazar el alza del boleto del Metro de Santiago, medida que Piñera suspendió un día después.

Sin embargo, hasta ahora las manifestaciones no han cesado, y el reclamo de la ciudadanía ha tomado como eje las grandes deudas sociales del país en diferentes materias: educación, salud, pensiones, vivienda, agua y corrupción, entre otras.

La semana pasada, el colectivo Unidad Social dio a conocer una lista de exigencias al Gobierno:

  • Discusión inmediata de un salario mínimo nacional de 500.000 pesos (alrededor de 670 dólares) para todos los trabajadores. El sueldo mínimo actual es de 301.000 pesos (unos 406 dólares) y Sebastián Piñera prometió elevarlo a 350.000 pesos (unos 470 dólares).

  • Reconocimiento pleno a la libertad sindical, negociación colectiva ramal y respeto del derecho a huelga como fundamental.

  • Pensión mínima equivalente al salario mínimo nacional que se propone.

  • Canasta de servicios básicos protegidos.

  • Tarifa social justa del transporte público, con gratuidad en el pasaje del adulto mayor.

  • Salud, educación, vivienda como derechos sociales.

  • Nueva Constitución Política de la República vía Asamblea Constituyente.

  • Presupuesto de la Nación 2020 de al menos un 6 % de aumento y no el magro incremento de un 3 % que el Gobierno envió al Parlamento

  • https://actualidad.rt.com/

Detrás de la Razón; Exclusiva: Documento confidencial revela el poder del crimen en México

.

————————–

Arabia Saudí bombardea el noroeste de Yemen 150 veces en 48 horas

  • Restos de un autobús destruido en un bombardeo saudí en la provincia yemení de Saada, 10 de agosto de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 4 de noviembre de 2019

Cazas saudíes han lanzado 150 bombardeos en solo 48 horas en el noroeste de Yemen, informa el Ejército yemení.

Conforme a la información facilitada el domingo por el portavoz del Ejército de Yemen, el general Yahya Sari, Arabia Saudí y sus aliados han lanzado más de 150 ataques aéreos en los últimos dos días en las provincias de Saada y Hajjah, ambas sitas en el noreste de Yemen.

LEER MÁS: Arabia Saudí bombardea caravana de ayuda humanitaria en Yemen

El general yemení, asimismo, informó de la intensificación de los ataques saudíes en los frentes fronterizos, pero sin avance alguno. “La escalada de la agresión en los frentes fronterizos no logró ningún avance y solo sufrieron graves bajas”, explicó Sari.

Efectivamente, Riad y sus aliados perpetran desde marzo de 2015 una brutal agresión contra los civiles yemeníes, que ha dejado hasta el momento más de 100 000 muertos.

En respuesta a esas agresiones, el Ejército yemení y el movimiento popular Ansarolá atacan las posiciones militares de Riad y de sus mercenarios y han causado decenas de muertos y heridos entre las fuerzas agresoras.

LEER MÁS: Yemen dice que Riad no tiene más opción que terminar la guerra

De hecho, las fuerzas yemeníes mataron el domingo a al menos seis soldados saudíes durante ataques por separado en las regiones fronterizas del suroeste del reino árabe. Asimismo repelieron los ataques de mercenarios saudíes en las provincias de Al-Hudayda (oeste) yTaiz (suroeste), según informó ayer domingo la televisión local Al Masirah.

LEER MÁS: Yemen repele la mayor ofensiva de los mercenarios saudíes

https://www.hispantv.com/noticias/yemen/441551/coalicion-arabia-saudi-bombardea-saada-hajja

Caos en El Líbano busca facilitar injerencia militar israelí

IRAK; EEUU desata violencia en Irak para saquear sus recursos

.

Gil: EEUU, Israel y Riad desestabilizan Irak por su petróleo

—————————–